El coaching tiene la finalidad de desarrollar el potencial de las personas de forma metódica estructurada y eficaz.

El éxito de una empresa no reside únicamente en el talento individual, sino en la suma de capacidades y talentos de todos los integrantes de la misma.

El coaching ejecutivo aporta a las organizaciones un modelo de gestión estructurado desarrollando el potencial y las capacidades de los miembros de la empresa. Permitiendo implantar aquellos planes de mejora y cambio. El objetivo del profesional tiene que estar alienado con los objetivos empresariales.

Es importante consolidar la relación del equipo y reforzar el liderazgo para la gestión del mismo.

El coaching ayuda a las personas a conocerse a sí mismas y a definir y clarificar los roles dentro de las empresas, reforzando tanto los resultados individuales como los conseguidos por el grupo.

 

Un coach es un espejo frente a ti

 

¿A quién va dirigido el coaching?

El coaching es una metodología reconocida para gestionar mejor el cambio dentro de las organizaciones, empresas o personas, que necesitan obtener resultados.

 

Algunos de los aspectos que una persona podría trabajar con un coach ejecutivo son:

  • Tomar conciencia de sus fortalezas y debilidades
  • Potenciar sus talentos para lograr excelencia en su trabajo
  • Alinear sus valores personales con los empresariales
  • Apasionarse con su trabajo
  • Desarrollar liderazgo
  • Inspirar al personal a su cargo para seguir su visión
  • Aprender las destrezas de un coach y usarlas para sacar a la luz lo mejor de su gente
  • Desarrollar una visión estratégica que le permita aprovechar oportunidades de mercado y tomar ventaja de ellas Balancear su vida personal y profesional.

 

Ventajas para la organización

  • Mejora el rendimiento de los colaboradores
  • Desarrolla el potencial
  • Mejora las relaciones directivo-colaborador
  • Fomenta el liderazgo
  • Facilita la motivación
  • Aumenta la implicación
  • Refuerza la Autoestima
  • Es un poderoso imán del talento

 

Como dijo Benjamin Disraeli “lo mejor que puedes hacer por los demás no es enseñarles tus riquezas, sino hacerles ver las suyas propias”