Consejos para las entrevistas de trabajo

Cuando recibimos una llamada para concertar una entrevista de trabajo lo primero que pensamos es: ¡Genial! pero después de este primer momento nos damos cuenta de que necesitamos prepararla bien para conseguir el puesto de trabajo. A continuación te damos consejos sobre cómo actuar en una entrevista de trabajo en cuatro partes:

Comunicación verbal

Esta es la que utilizamos directamente hablando con nuestro entrevistador aportando toda la información de nuestro CV durante la entrevista de trabajo. Puedes seguir estas pautas:

  1. No mientas. Ya se conoce el dicho de “Se pilla antes a un mentiroso que a un cojo” por lo que es mejor ser sinceros y no exagerar nuestro CV.
  2. Sé conciso. Explica con claridad y concisión tu formación, tu experiencia y las aptitudes que has ido adquiriendo durante tu carrera profesional. Si no tienes experiencia puedes hablar más sobre tu formación y los logros académicos que has logrado en relación con el puesto.
  3. Seguridad en las respuestas. Antes de responder a una pregunta sobre tu CV o un puesto de trabajo anterior piensa bien la respuesta y recuerda aplicar el punto anterior.
  4. Prepara la entrevista. Para poder estar seguro durante la entrevista y ser claro y conciso en tus respuestas es recomendable que hagas un ensayo de entrevista con un familiar o amigo. Te ayudará mucho.
  5. Utiliza lenguaje profesional. No utilices palabras o expresiones vulgares que solemos usar en nuestra vida diaria, recuerda que es una entrevista de trabajo y estas siendo evaluado en todo momento.
  6. Sé positivo. Siempre destaca más una sonrisa y el positivismo ante la negatividad en cualquier situación. No es necesario que te pases y llegues a la arrogancia pero una actitud positiva te ayudará no sólo en una entrevista de trabajo sino también en tu vida personal.
  7. No critiques. Olvida hacer malos comentarios sobre puestos o jefes anteriores en la entrevista, darás muy mala imagen y comunicarás lo contrario a lo que deseas.

Comunicación no verbal

Es la que complementa a la verbal por los gestos, la postura o los movimientos que realizamos aportando información sobre nuestro estado y actitud. Para una entrevista de trabajo sigue estos pasos:

  1. Mantén buena postura. A la hora de realizar la entrevista siéntate recto pero con una actitud relajada. Si estás recto y tenso se captará muy fácilmente y denotará nerviosismo y desconfianza.
  2. Da una buena primera impresión. Una primera imagen buena suele ayudar positivamente en una entrevista de trabajo así que recuerda vestir acorde a la empresa y puesto para el que vas a realizar dicha entrevista.
  3. No interrumpas. Si durante la conversación con el entrevistador le interrumpes, la imagen que proyectarás será de nerviosismo e inseguridad. Deja que hable en su turno y cuando termine haz los comentarios o preguntas que te hayan surgido.
  4. Mira a los ojos. El no mirar a los ojos va a hacerle sentir al entrevistador que no tienes seguridad en ti mismo o bien que le tienes miedo… Mírale a los ojos mientras te está hablando y cuando respondas, reforzará tu imagen.
  5. Sonríe. Al igual que ser positivo es importante como actitud, sonreír demuestra que tienes entusiasmo por el puesto durante la entrevista de trabajo.

¿Qué preguntas hacer?

Al igual que te hacen preguntas a ti, tu también deberás realizar preguntas para evaluar si es el puesto que va contigo. Te recomendamos hacer 3 o 4 de las siguientes en la entrevista de trabajo:

  1. En relación al puesto: ¿Cuáles son mis responsabilidades? Con esta pregunta mostrarás interés por el puesto de trabajo y sabrás concretamente qué tendrás que día a día.
  2. En relación al plan de carrera u oportunidad de formación: ¿Qué plan de carrera y/o de formación existe en la empresa? Con esta pregunta podrás averiguar si hay posibilidades de crecer profesionalmente dentro de la empresa.
  3. En relación al entrevistador/a: ¿Cuánto tiempo llevas trabajando en la empresa? ¿Te gusta el ambiente de trabajo? Con esta pregunta establecerás un vínculo de confianza con el entrevistador y darás importancia a su opinión sobre la empresa así cómo verificarás qué tal es el ambiente de trabajo.
  4. En relación al equipo de trabajo: ¿Quién será mi jefe a quien debo reportar mi trabajo? Esta es otra pregunta que denota mucho interés sobre el puesto y las personas con las que vas a trabajar, es un punto importante a tener en cuenta.
  5. En relación a la oferta: ¿Por qué estáis buscando un candidato para cubrir este puesto de trabajo? Puede parecer una pregunta un poco entrometida pero así averiguarás si se está ampliando el equipo o si es para sustituir a otra persona (si es así intenta averiguar por qué: quizá sea por un mal ambiente, mala retribución…)
  6. En relación a la retribución: ¿Cómo evaluáis el desempeño de los trabajadores y su retribución? Con esta pregunta podrás saber cómo es el sistema de retribución salarial evitando preguntarlo directamente así cómo saber cómo se valora el trabajo de sus empleados.

¿Qué no hacer para una entrevista de trabajo?

Es importante tener en cuenta varios aspectos que si los realizamos pueden descartarnos directamente del proceso de selección, y por tanto, perder la oportunidad del puesto de empleo.

  1. Llegar tarde. Es una de las peores cosas que puedes hacer si quieres ser elegido para el puesto de trabajo.
  2. Ir acompañado. Aunque parezca que eso te puede ayudar a calmar los nervios puede denotar dependencia y poca personalidad.
  3. Interrupciones. Evita que tu móvil suene durante la entrevista de trabajo, ponlo en silencio o apágalo. Si interrumpes la entrevista por tu móvil puede parecer que no tienes interés en ella.
  4. Pesimismo. Si acudes a la entrevista con una actitud negativa no transmitirás buena imagen y puede que no seas seleccionado para el puesto. Recuerda que una mala actitud te puede cerrar muchas puertas.
  5. No buscar información sobre la empresa. Acudir a una entrevista sin haber revisado la actividad y los valores de la empresa no es lo más recomendable ya que desarrollarás tu trabajo en la misma. Revisa su página web y comprueba si te gusta y es acorde a lo que buscas.
  6. Mendigar el puesto de trabajo. Por mucho que necesitemos trabajar, mendigar o suplicar un trabajo sólo dará la imagen de que queremos el puesto por la retribución y no por el trabajo en sí.
  7. Aceptar el puesto si no nos gusta. Aunque a corto plazo te haga sentir bien, a largo plazo será muy estresante y lo acabaremos dejando por no ser lo que queríamos.

Con estos consejos podrás prepararte bien una entrevista de trabajo y superarla con éxito. Recuerda que si te han llamado para hacer una entrevista es que valoran tu candidatura en el proceso por lo que demuestra lo que vales y lo conseguirás 😉

¡¡¡Suerte y a triunfar!!!

Deja un comentario