El metaverso: ¿el futuro del trabajo?

metaverso-trabajo

Hace pocas semanas, el CEO de Meta -la nueva denominación de Facebook- Mark Zuckerberg, presentó en un vídeo la apuesta de la empresa tecnológica por el metaverso. Una realidad virtual creada para simular, casi a la perfección, la realidad no virtual. ¿Podría cambiar la forma que tenemos de trabajar para siempre?

Metaverso y trabajo: las inversiones hablan por sí solas

Uno de los ámbitos que más se podría beneficiar del desarrollo del metaverso es el laboral. Zuckerberg ya presentó hace unos meses el proyecto ‘Infinite Office’, un espacio compartido de trabajo que lleva más allá el teletrabajo. Hasta el punto en el que la oficina es accesible desde cualquier parte del mundo. Cada empleado cuenta con su avatar y puede interactuar con los de sus compañeros. ¿Pero tiene esto realmente un valor añadido? ¿Puede esta realidad virtual suplir a las interacciones físicas? Son dos de las preguntas que solo el tiempo responderá. Aunque todo apunta a que los gigantes tecnológicos ya se hacen una idea de esas respuestas.

Y es que la inversión en este metaverso va a ser de grandes proporciones, o así se vaticina a día de hoy. Según Bloomberg Intelligence, más de 800.000 millones de dólares habrán sido invertidos globalmente en el desarrollo del metaverso a nivel mundial en 2024. Y, concretamente en el mundo laboral, se estima que en la próxima década, casi 25 millones de trabajadores harán uso con frecuencia de la realidad virtual en sus trabajos.

Las posibles ventajas e inconvenientes de unir realidad virtual y trabajo

Tras una pandemia que ha cambiado la forma que tenemos de trabajar, y en la que el modelo híbrido de trabajo presencial y teletrabajo es el más frecuente, la realidad virtual podría arreglar algunas de las desventajas que presenta el desempeño en remoto. Estar en un cubículo o en la misma mesa de siempre será, aún más que ahora, cosa del pasado. La variedad de lugares y maneras de trabajar que ofrece el metaverso se prevé casi infinita. Además, los problemas de pertenencia que supone la falta de interacción real, así como el FOMO laboral, podrían desaparecer. La creatividad, las ideas y la necesaria socialización con el equipo se podría ver reforzada. Y algunos sectores, como el inmobiliario, podrían ver cambios estructurales en sus formas de trabajar. El ejemplo, un tour virtual para enseñar un inmueble.

No todo, sin embargo, se ve como positivo. Hay que tener en cuenta que la seguridad y privacidad de los empleados se podría ver comprometida al estar inmersos en un mundo virtual mientras desempeñan sus labores. Además, será necesario medir hasta qué punto quieren los empleados trabajar y, por tanto, vivir en una simulación gran parte de sus vidas. Ya se han experimentado, y esto quizá sea lo más difícil de cambiar, dolores de cabeza y mareos en muchas personas al utilizar la realidad virtual. Son solo algunas de las sombras del metaverso como opción de trabajo.

Sea como sea, la inversión de empresas como Meta, Nvidia o Epic Games, da a entender que esto no es un experimento. Veremos si el metaverso se queda en una forma más de ocio o si, como parece, también llegará a cambiar el mundo laboral.

Deja un comentario

16 − quince =

  • RESPONSABLES: NEW TANDEM ETT S.A., NEW TANDEM SERVICIOS INTEGRALES S.L.
  • FINALIDAD PRINCIPAL: Verificar y gestionar la publicación de comentarios
  • LEGITIMACIÓN: Consentimiento del interesado
  • DESTINATARIOS: No se cederán datos a terceros, salvo autorización expresa u obligación legal.
  • DERECHOS: Acceder, rectificar y suprimir los datos, portabilidad de los datos, limitación u oposición a su tratamiento, transparencia y derecho a no ser objeto de decisiones automatizadas.
  • INFORMACIÓN ADICIONAL: Puede consultar la información adicional y detallada sobre nuestra Política de Privacidad en http://www.newtandem.com