El síndrome de ‘burnout’: qué es y cómo evitarlo

síndrome-de-burnout

En 1974, el psicólogo Herbert Freudenberger, tras visitar una clínica en la que se prestaba ayuda a drogadictos y personas sin hogar, llegó a una conclusión. Había descubierto una apatía común entre varias personas. Pero no eran los pacientes de la clínica, sino los voluntarios que trabajaban en ella; Herbert los definió como desmotivados y emocionalmente agotados. Por primera vez, acuñó el término ‘burnout‘.

Es lo que en español llamaríamos estar ‘quemado’ a causa del trabajo. El prolongado exceso de tareas que conduce a una sobrecarga constante y finalmente al agotamiento. El impacto emocional lleva a quienes lo sufren continuadamente a sufrir problemas psíquicos, pero también de carácter físico.

No es solo estrés, es agotamiento

El estrés es, a pesar de que no debería ser así, una sensación que lleva con frecuencia a la mayoría de trabajadores a sentirse abrumados. Sin embargo, cuando se sufre el síndrome de ‘burnout’, este estrés se cronifica. Es sistemático y continuo, y uno de sus primeros síntomas es la pérdida de interés y la desilusión. No solo en lo relativo al propio trabajo, sino más allá, llegando a afectar de lleno a la vida personal de quienes lo padecen.

La Organización Mundial de la Salud destacó en 2019 al ‘burnout’ como un fenómeno de gran relevancia. Y no les faltaba razón. Precisamente ese año surgió el primer brote de Covid-19 y las estadísticas indican que en sectores como el sanitario, los casos de ‘burnout’ se llegaron a multiplicar por diez respecto a los niveles previos a la pandemia.

Las fases del síndrome de ‘burnout’

Como casi todos los problemas de salud mental, hay un proceso en el cual los síntomas se van intensificando. No aparece de la noche a la mañana. Por eso, es importante conocer cómo suele ir avanzando la enfermedad hasta llegar a un punto extremo. De esta forma, si nos encontramos en una fase inicial, podremos tratar el problema y ponerle fin antes de que se complique.

  1. Fase previa. El trabajador tiene energía, ganas de aprender. es productivo y feliz en su trabajo. No tiene por qué desencadenar otros síntomas, pero sí que suele ser común que las personas que acaban desarrollando ‘burnout’ hayan pasado por esta fase.
  2. Estrés puntual. El optimismo es algo menor en general, hay días mejores y otros más difíciles y se experimenta una cierta pérdida de control.
  3. Estrés habitual. El estrés es algo común, se comienza a desarrollar apatía y la pérdida de control sobre el trabajo y las propias emociones conduce a síntomas como el constante cansancio físico y psicólogico.
  4. ‘Burnout’. Los síntomas se acentúan y aparecen los primeros dolores físicos, además de cambios de comportamiento dentro y fuera del trabajo. Aparecen las primeras dudas sobre uno mismo y síntomas de pérdida de autoestima.
  5. ‘Burnout’ habitual. En esta fase, la sensación de estar ‘quemado’ se alarga en el tiempo. La fatiga mental y física ya es crónica y surgen muchos casos de depresión.

Algunas soluciones para frenar el ‘burnout’

Si nos damos cuenta de que estamos en proceso de llegar al ‘burnout’ o, simplemente, hemos llegado y queremos salir del bucle, podemos implementar algunas acciones para frenarlo. Lo más básico que se puede hacer es reservar un tiempo al día para llevar a cabo nuestras aficiones o, simplemente, para estar con nosotros mismos y nuestros seres queridos.

Aunque si sufrimos el síndrome de ‘burnout’, es posible que nuestro trabajo ocupe tanto tiempo de nuestro día que esto no sea posible. Entonces, cabe la posibilidad de considerar tomarnos un descanso temporal. Unas vacaciones o quizá una excedencia si la podemos pedir, nos pueden ayudar a renovar energías y recuperar nuestra salud mental. Y, lo más difícil, pero también lo que más nos puede ayudar a romper con la mala dinámica, es cambiar de función o sector en nuestro trabajo; e incluso, directamente, cambiar de trabajo. Todo lo que esté en nuestra mano para sentirnos más sanos y felices es un esfuerzo que merece la pena.

Si te ha gustado, comparte

Facebook
Twitter
LinkedIn

Deja un comentario

  • RESPONSABLES: NEW TANDEM ETT S.A., NEW TANDEM SERVICIOS INTEGRALES S.L.
  • FINALIDAD PRINCIPAL: Verificar y gestionar la publicación de comentarios
  • LEGITIMACIÓN: Consentimiento del interesado
  • DESTINATARIOS: No se cederán datos a terceros, salvo autorización expresa u obligación legal.
  • DERECHOS: Acceder, rectificar y suprimir los datos, portabilidad de los datos, limitación u oposición a su tratamiento, transparencia y derecho a no ser objeto de decisiones automatizadas.
  • INFORMACIÓN ADICIONAL: Puede consultar la información adicional y detallada sobre nuestra Política de Privacidad en http://www.newtandem.com