8 de marzo, Día Internacional de la Mujer

día internacional de la mujer

Este 8 de marzo, volvemos a reivindicar, como cada año, la igualdad entre mujeres y hombres. El de 2021 es, eso sí, un Día Internacional de la Mujer diferente. La pandemia por COVID-19, un año después de las últimas grandes manifestaciones por la igualdad, hace imposible que las calles se vuelvan a llenar hoy de decenas de miles de mujeres y hombres reclamando muchos derechos que están aún lejos de lograrse, a pesar de los avances recientes.

Celebrar los avances y trabajar por los retos pendientes

Aunque sea una tarea de todos los días, para la que toda la sociedad debe comprometerse con unidad y sin dar un paso atrás, hoy es un día que invita a una especial reflexión. ¿Qué se ha conseguido? Y lo más importante: ¿qué queda por hacer?

Es interesante destacar el camino recorrido hacia la igualdad real entre mujeres y hombres en los últimos años. Nunca había habido tantas leyes a nivel mundial que regulasen la igualdad de género como en este momento. La escolarización de niñas sigue creciendo en todo el mundo en las últimas décadas. Y la mortalidad maternal descendió un 38% desde principios de siglo hasta 2017.

Ahora bien, las desigualdades que aún no se han paliado son muchas más y de una grandísima importancia. La violencia de género sigue suponiendo una lacra que se cobra víctimas cada año en nuestro país y en todo el mundo, y solo 2 de cada 5 mujeres que la sufren buscan ayuda de algún tipo (lo que denota desconfianza en los sistemas de justicia y en que sus situaciones de sufrimiento puedan mejorar o cambiar). Las mujeres cobran un 16% menos que los hombres a nivel mundial, además de que se estima que solo 1 de cada 4 puestos de responsabilidad es ocupado por una mujer. Por otra parte, las mujeres jóvenes sufren un 25% más de posibilidades de recaer en la pobreza extrema que los hombres jóvenes.

El Objetivo de Desarrollo Sostenible número 5 marcado por la Agenda 2030 versa sobre la Igualdad de Género. Para conseguir reducir paulatinamente (y algún día erradicar) las injusticias que sufren tantas mujeres en el mundo, y para contribuir a la construcción de sociedades pacíficas, prósperas y sostenibles, la búsqueda activa de esa igualdad es el único camino.

El COVID, un reto para todos pero especialmente para ellas

La pandemia ha afectado a todo el mundo como ninguna otra enfermedad, e incluso como ninguna otra crisis de ningún tipo lo había hecho en las últimas décadas. Casi todo el mundo ha sufrido, y sufre aún, en mayor o menor medida, sus consecuencias. Por ello y porque todos tenemos parte de responsabilidad en que mejore la situación, la unidad como sociedad es la vía óptima para que termine esta situación dramática. Pero respecto a este tema, también hay diferencias.

En un mundo desigual, las diferencias estructurales acaban repercutiendo en todos los ámbitos. Y también en las consecuencias que está teniendo el COVID para la población mundial desde hace un año. Las mujeres suponen un 70% del personal sanitario global (y solo un 25% de los puestos de responsabilidad en el campo); los cuidados y tareas no remuneradas, especialmente domésticas, ocupan de media 4,1 horas diarias para las mujeres y tan solo 1,7 horas para los hombres; además, millones de mujeres se han visto encerradas en sus hogares con sus agresores como consecuencia de las cuarentenas.

El liderazgo de gobiernos nacionales como los de Dinamarca, Etiopía, Finlandia, Alemania, Islandia, Nueva Zelanda o Eslovaquia, todos ellos dirigidos por mujeres, ha sido reconocido internacionalmente en lo que respecta a la gestión de la pandemia. Es curioso cómo, sin embargo, solo hay 20 mujeres en todo el mundo como máximas mandatarias de sus países. Una prueba más de que el camino hacia los puestos de responsabilidad no es igual de sencillo para hombres y mujeres.

New Tandem apoya las reivindicaciones y celebra los éxitos

Desde New Tandem queremos, hoy, Día Internacional de la Mujer, pedir a toda la sociedad que siga trabajando para lograr una igualdad que, a pesar de estar cada vez más cerca, queda aún muy lejos. Terminar entre todos con la violencia de género, repartir de forma más equitativa los cuidados y tareas domésticas, luchar por reducir la brecha salarial y laboral, y proteger a las mujeres de la pobreza y la precariedad, son los grandes desafíos a los que nos enfrentamos en los próximos años. Para que, algún día, el 8 de marzo sea un día de celebración y la igualdad sea la norma, no la excepción.

Deja un comentario

dos × tres =

  • RESPONSABLES: NEW TANDEM ETT S.A., NEW TANDEM SERVICIOS INTEGRALES S.L.
  • FINALIDAD PRINCIPAL: Verificar y gestionar la publicación de comentarios
  • LEGITIMACIÓN: Consentimiento del interesado
  • DESTINATARIOS: No se cederán datos a terceros, salvo autorización expresa u obligación legal.
  • DERECHOS: Acceder, rectificar y suprimir los datos, portabilidad de los datos, limitación u oposición a su tratamiento, transparencia y derecho a no ser objeto de decisiones automatizadas.
  • INFORMACIÓN ADICIONAL: Puede consultar la información adicional y detallada sobre nuestra Política de Privacidad en http://www.newtandem.com